jueves, 27 de julio de 2017

La historia de Renata, es la historia de una niña ciega de 6 años que desdeñó, el Secretario de Educación Publica en México, Aurelio Nuño. "No somos la caja chica de Mancera", dijo a esta reportera, Alejandro Echegaray, Coordinador de Comunicación Social del Gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila.


Por Yohali Reséndiz

Se llama Renata, tiene 6 años, padece "Síndrome de Morsier" y es ciega. Es, una pequeña respaldada y protegida por una familia cálida y amorosa. A su corta edad, ha pasado el 60% de su tiempo, desde su nacimiento en hospitales y de por vida, necesitará un tratamiento en base a la hormona de crecimiento, con un costo aproximado de 6 mil a 8 mil pesos mensuales.

Amanda, su madre, amiga y confidente no ha dejado un solo día de enseñarle que su enfermedad y discapacidad no son obstáculos que le impidan alcanzar la meta que ella elija para su futuro.

Renata acude a una escuela donde requiere de mucho material didáctico, jamás ha tenido libros con adaptaciones al sistema Braille, así que Amanda, madre de Renata con una puntilla le realzó durante estos 3 años de escuela, sus trabajos para que su hija lograra trabajar al igual que sus demás compañeros y gracias a eso, Renata el pasado ciclo escolar concluyó sus estudios de primer grado con uno de los mejores promedios en su escuela. La lecto escritura de Renata es braille, sistema que Amanda tuvo que aprender para poder ayudar y apoyar a su hija. Renata orgullosamente regresará a cursar segundo de primaria en una escuela regular de gobierno pero le hacía falta una máquina perkins, herramienta muy importante, que su familia no podría comprar por el precio. Esa máquina le ayudaría a Renata a que ella por si sola pudiera leer y escribir.

Hace 9 meses, conocí a la pequeña Renata y expuse los motivos médicos y recurrí como siempre a la solidaridad de quienes me leen y siguen en mis redes sociales @yohaliresendiz y @fyohaliresendiz, pero eso, no fue suficiente.

Entonces, el destino me llevó a Pamela, un ser extraordinario que le contó a Laura Barrera, Directora General del Sistema DIF Nacional, la historia de Renata. Laura, mujer y funcionaria sensible, minutos después de conocer la historia de Renata, la única palabra dictada por su corazón y que pronunció su boca fue un SÍ. Las gestiones, llamadas, cotizaciones, comenzaron por parte del gran equipo de trabajo que invirtió tiempo y esfuerzo y sí, eso es parte de su trabajo, pero, reconozco que cada uno, tuvo un papel decisivo para darle sentido al Sí, de Laura Barrera.  Un par de semanas después, me compartieron la noticia de que, Renata recibiría su máquina perkins y además, Laura quería conocerme y que estuviera presente en la entrega de este obsequio a la pequeña Renata, algo que le agradeceré siempre. Laura Barrera, le hizo un regalo de vida no solo a Renata sino a toda una familia, además fue portadora de un mensaje para Renata de parte de la Primera Dama y Presidenta del Consejo Consultivo del DIF Nacional, Angélica Rivera de Peña y del Presidente Enrique Peña Nieto.

"Sabes que yo tengo una amiga que te quiere mucho y que te manda un saludo, que es mi jefa y se llama Angélica Rivera"

"Órale, es tocaya de mi abuelita" dijo Renata...

"Sí, continuó Laura, -yo le platiqué de ti y le dije: hay una niña que se llama Renata y necesita una computadora porque es muy inteligente y vaya que nos has sorprendido" le dijo, Laura Barrera a Renata en un tierno y dulce abrazo.

El Síndrome de Morsier o Displacía Septoóptica con problemas de Hipoplasia en sus nervios ópticos y Nistagmos Congénito afecta a 1 de cada 10,000 niños en México, y es una enfermedad, que no tiene cura por lo que su tratamiento paliativo es muy caro. Hoy, Renata no solo ha recibido su máquina perkins sino que además en conjunto con el Hospital Infantil, Federico Goméz, Renata tendrá un tratamiento permanente para que pueda enfrentar la enfermedad y ser una niña, joven y adulta con metas, sueños, ambiciones con  un futuro digno y con calidad de vida, gracias a la generosidad y respaldo del DIF Nacional.

Renata, abrió su máquina junto a Laura Barrera y conmigo de testigo, escribió para Laura, sus primeras palabras escritas en esa máquina: "Te voy a escribir: Te amo"

Es necesario explicar, que durante esos nueve meses, toqué otras puertas, como la de entregar en propia mano al Secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, la historia de Renata que por supuesto, me recibió, pero nunca leyó. De lo contrario, una llamada suya hubiese resuelto en minutos, esta desesperanza y frustración de Amanda por no poder comprarle a su hija algo tan básico e importante para sus estudios, pero sobre todo si el Secretario Nuño, hubiese leído lo que le entregué, hubiese conocido la importancia que esa máquina representaba para que Renata "Aprenda a aprender". El Secretario no dio muestra alguna de importarle siquiera dar una mirada a lo que esta reportera le entregó en propia mano y lo desdeñó destinando a Renata a no aspirar a una "educación de calidad, donde exista la equidad y la inclusión" como lo marca uno de los ejes del Nuevo Modelo Educativo. ¿Y porqué aseguro que no leyó su historia?, porque de hacerlo, hubiese sabido que era imperante apoyar a Renata, con material y libros en braille, incluso ser generoso y dar la instrucción de quizá gestionar una beca. Pero no, Aurelio Nuño, no lee y si lo hace, es selectivo.

En una tercera opción, me acerqué al Estado de México, ya que las máquinas perkins las estaban obsequiando, a niños con discapacidad visual, así que me comunique con Alejandro Echegaray, Coordinador de Comunicación Social, del Gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, y muy amable, me atendió, escuchó la historia de Renata y me dijo: "cuenta con ella, mándame los datos y con mucho gusto se la hacemos llegar", -así lo hice-, sólo que cuando Echegaray leyó que Renata vivía en la CDMX, la máquina Perkins le fue negada y escuché una de las frases más insensibles de un funcionario: "Uyyyy no, no podemos dársela, porque la niña vive en la CDMX y aquí no somos la caja chica de Mancera, pídesela a él" ¿Qué carajo tenía que ver Miguel Ángel Mancera, en una solicitud para ayudar a una niña de 6 años?  Alejandro Echegaray, negó una máquina Perkins que ni siquiera había comprado con su sueldo. Negó la ayuda cuando las máquinas las estaban re-ga-lan-do. Fue Mezquino. ¿No somos la caja chica de Mancera, pídesela a él? respuesta indignante y ridícula, pues la máquina perkins no le fue negada a la reportera sino a una niña ciega de 6 años, uno de los mejores promedios de su escuela y la necesitaba. Uno entiende, que los recursos de cada estado, son distribuidos para beneficiar a su población, en el caso de Renata, era una máquina justificada y ofrecí, publicar y agradecer al Estado de México ese gesto, para la pequeña. Pero tenemos, funcionarios diminutos, en tamaño y cerebro.

También, lo hice en el DIF-CDMX pero, ahí no contaban con estas máquinas.

Aurelio Nuño, jamás se dio cuenta al no leer, que tuvo en su mano, la historia de Renata en donde uno de los ejes del Modelo Educativo se cumplía, ¿Equidad e Inclusión? dónde queda ese eje del Nuevo Modelo Educativo ahora, en eso, en discurso memorizado que repite en cada evento. ¿Y sobre Echegaray, que importaba si Renata era de CDMX o Tijuana, de Guadalajara o Chiapas, de Oaxaca o Chihuahua, Baja California Sur o Yucatán? es una niña enferma, discapacitada que necesitaba un apoyo, mexicana y que su mamá en ese momento, además estaba desempleada. ¡Las máquinas perkins las estaban regalando, carajo!

El Secretario Nuño, en lo particular me tiene profundamente decepcionada, es una pena que historias como la de esta pequeña, las desdeñe y contrasten con un discurso como: "Las niñas, los niños y los jóvenes de este país son el futuro y merecen tener una educación de calidad" ¿cómo se puede hacer eso? si al final, niños como Renata, necesitan herramientas útiles como ésta máquina y un "Sí" o un "Yes, we can", no lo hubo, por parte de un Secretario de Educación, que tuvo en sus manos el destino de una brillante estudiante de educación básica y no movió un solo dedo por cambiarlo.


¿Tienes una denuncia?
periodismoatodaprueba@gmail.com

Ya me sigues en twitter
@yohaliresendiz







No hay comentarios:

Publicar un comentario