miércoles, 29 de marzo de 2017

Fallece, Cecilia Cristina Solís, Maestra del Colegio Americano del Noreste en Monterrey, y quién fuera baleada por su alumno.

Por Yohali Reséndiz
Falleció, la maestra Cecilia Cristina Solís, quien el pasado 18 de enero, recibió un disparo en la cabeza en el Colegio Americano del Noreste en Monterrey el 18 de enero pasado, informó la Secretaría de Salud del Estado de Nuevo León.
Su madre, la señora, Maria Josefina Flores Luna, madre de la víctima, escribió en Facebook un mensaje sobre el fallecimiento: "Hoy mi hija ganó la mejor de las batallas. Y ya esta gozando de la presencia del Señor".
En un comunicado, la depedendencia señaló que "después de dos meses internada en el Hospital Universitario, donde se le atendía una herida de cráneo por arma de fuego, la maestra permaneció con el soporte médico necesario para mantener sus signos vitales, pero en punto de las 13:52 horas, finalmente perdió la vida”.
Una vez que fue realizada la exploración neurológica y las pruebas de diagnóstico como el electroencefalograma, el personal médico del hospital concluyó que presentaba muerte cerebral.

"Si ustedes convocan a medios, en ese momento cierro la escuela" dijo Lic. Mariana Vargas, Jefa de Departamento de Acción Social, Cultural y Deportiva de la Delegación Regional Zona Norte del ISSSTE, a padres preocupados por las grietas causadas a la Escuela Primaria "Pensiones", en la Col. Tabacalera, derivado por una demolición de un edificio contiguo....riesgo es para niños y maestros.

Por Yohali Reséndiz

Al abrir mi correo, periodismoatodaprueba@gmail.com, observo varias fotografías de grietas mas no fisuras en paredes de la Escuela Primaria "Pensiones", única en su tipo, a nivel nacional, pues se trata de una primaria que de 8:00 a 14:30 horas trabaja con una plantilla docente adscrita a la Secretaría de Educación Pública, donde hay inscritos 219 alumnos de 1º a 6º grado de nivel primaria y luego, en un horario de 14:30 a 21:00 horas, presta servicio como Estancia para el Bienestar y Desarrollo Infantil para los hijos de las madres trabajadoras del ISSSTE. Es dentro de sus paredes donde se imparten talleres de yoga, practica una banda de guerra, existe un laboratorio digital, estudian ciencias, enseñan lenguaje de señas e imparten otros cursos y talleres.

Nos confirmaron que la propiedad o titularidad del inmueble pertenece al ISSSTE, sin embargo las instalaciones cuenta  con la clave de la SEP: CCT: 09DPR2352E y desde hace tiempo, trabaja de manera conjunta para el bienestar de los niños y las niñas adscritos a la escuela.

En el presente ciclo escolar se fijaron 3 proyectos para trabajar con recursos de los propios padres de familia y en conjunto con las autoridades escolares de la SEP y del ISSSTE, se cronstruiría: aula de cómputo, biblioteca y ludoteca, mismos que se encontraban significativamente avanzados.

Sin embargo, el pasado 17 de marzo, alrededor de las 15:15 horas, un detonación terrible en un terreno aledaño al edificio escolar, -donde se encontraba un estacionamiento descubierto que días antes se había cercado e iniciado la demolición de las pocas edificaciones que presentaba, por la empresa  DYMSA (Demoliciones y Movimientos  S.A. de C.V.)-, cimbró la escuela y originó afectaciones irreversibles.

El 21 de marzo del año en curso, docentes y la directora de la Escuela Primaria 'Pensiones' notaron primero, una fractura en una de las paredes de la escuela, derivada de las obras de demolición que se están llevando a cabo; el riesgo latente de una tragedia, la preocupación de tener niños dentro, hizo que trasladaran a los estudiantes del salón afectado al aula de cómputo, motivo por el cual los padres de familia se percataron de la afectación por la demolición adjunta.

La autoridad educativa contactó a personal del ISSSTE y acudió su personal de obras y protección civil a inspeccionar el inmueble, concluyendo que: "NO HAY DAÑO ESTRUCTUAL, ES UNA ZONA SEGURA PARA LOS NIÑOS Y PUEDEN CONTINUAR OCUPÁNDOLO".

En un recorrido, se encontró que hay fisuras en la cocina y el comedor. "Con el paso de los días se han formado más grietas y las que estaban se han marcado más, a grado tal que en el salón más afectado, se percibe la luz del exterior" dice a periodismoatodaprueba.blogspot.com, una maestra que omite su nombre por temor a represalias.

El pasado 27 de marzo, padres de familia ya muy preocupados por la situación y sin tener una información certera, se reunieron en la escuela para que la Directora, Lic. Nohemí Elizalde, informara de la situación. "Fuimos atendidos en el patio escolar y se nos informó que ella misma, dio aviso a sus autoridades y al ISSSTE, pero que por tratarse de un inmueble que no es propio no puede hacer nada más allá. Estuvo presente, la Lic. Angélica Álvarez, encargada de la EBDI 20, quien nos informó que ya había acudido personal de obras del Instituto y que se estaba en espera de su dictamen" dice en entrevista una madre de familia.

"Se han presentado, la Lic. Mariana Vargas, Jefa de Departamento de Acción Social, Cultural y Deportiva de la Delegación Regional Zona Norte del ISSSTE, el Prof. Nicolás Blancas, Subdelegado de Prestaciones de la propia Delegación, una persona que se identificó como del Departamento de Obras, pero desconocemos mayores datos y otros funcionarios que no se identificaron, quienes informaron que cuentan con los dictámenes correspondientes que avalan que el edificio no tiene daños estructurales y que son simples fisuras, que no hay ningún riesgo ni nada que temer, además, se comprometieron a asistir, hoy, 28 de marzo de 2017 a las 15:00 horas a las instalaciones de la escuela para entablar un diálogo con una mesa de trabajo y plantear soluciones y también  adelantaron que el dictamen se lee, que no hay daño estructural pero que, seguramente las grietas y cuarteaduras continuaran aumentando", expresa un padre de familia consternado.

Durante la reunión un padre de familia comentó que de ser necesario, harían platón en la obra solicitando la reparación del daño causado a la escuela y las medidas necesarias para evitar futuros daños y que incluso se citaría a los medios de comunicación y la respuesta de la Lic. Mariana Vargas, Jefa de Departamento de Acción Social, Cultural y Deportiva de la Delegación Regional Zona Norte del ISSSTE, fue desmedida, ridícula, arrogante y prepotente: "Si ustedes convocan a medios, en ese momento cierro la escuela".

¿De verdad, Mariana Vargas cerrará la escuela porque esta reportera ha hecho publica  esta denuncia? ¿Su cargo le permite soltar una frase tan absurda? ¿Tendra hijos, sobrinos, nietos y de tenerlos, dejaría que fueran a esta escuela en las condiciones en las que se encuentra? ¿Acaso no importa la seguridad de los estudiantes y maestros? ¿O cuál es su prioridad y basada en qué?


La preocupación de los padres de familia es genuina, incluso esta reportera buscará que protección civil, visite la institución educativa y dictamine cuáles son los daños. Esta escuela pública, ubicada en la colonia Tabacalera, constituye por su ubicación un apoyo vital e importante para habitantes de la colonia y para los trabajadores que prestan sus servicios en los múltiples edificios de Gobierno Federal y Local ubicados en la propia colonia y colonias cercanas.

Es inminente que se garantice la seguridad de los niños y el personal educativo.

¿Usted se iría tranquilo a trabajar sabiendo que aquellas "fisuras" pueden compactar el inmueble, y no, no es exageración de esta reportera, solo mire usted las fotos publicadas a través de mi cuenta de twitter @yohaliresendiz o mi facebook Yohali Reséndiz.

"Como padres de familia estamos muy preocupados por la seguridad de nuestros hijos, por ello, estamos acudiendo a solicitar el apoyo de las autoridades federales, a fin de recibir del gobierno local una respuesta de los motivos por los cuales la Delegación Cuauhtémoc emitió permisos para dicha obra y el Gobierno de la Ciudad de México emitió los respectivos al tratarse de un predio ubicado en zona considerada como patrimonial".

¿Tienes una denuncia?

periodismoatodaprueba@gmail.com

¿Ya me sigues en twitter?

@yohaliresendiz

Facebook: Yohali Resendiz (Periodismo a toda prueba)

lunes, 27 de marzo de 2017

SUFRE ACCIDENTE ALUMNO DE LA UNIVERSIDAD LATINOAMERICANA, CAMPUS FLORIDA Y NO PIDEN AMBULANCIA PORQUE ESE PAGO NO LES CORRESPONDE A ELLOS SINO A LA FAMILIA. #Indignante

Por Yohali Reséndiz

Jueves 3 de marzo del 2016, 20:00 horas.

Riiiiing, Riiiiiiing

-¿Hola?

-¿Sra. Palafox?

-¿Si, quién habla?

-Soy el profesor Carlos Gallegos Acosta del equipo de fútbol Soccer donde juega su hijo, le llamo porque Emiliano, recibió un golpe por una jugada y no responde. Se ha pegado en la nuca y convulsionó, no ha dejado de respirar, pero no esta bien, puede venir por favor, sólo que no estamos en la Universidad Latinoamericana sino en el campus de la Universidad Motolinia, dijo nervioso, angustiado.

-¿Ya lo están atendiendo? ¿Algún médico ya lo está revisando? ¿Ya llamaron a una ambulancia? soltó con angustia e impotencia, Patricia Palafox, madre de Emiliano.

Del otro lado de la bocina, la respuesta, la paralizó.

-No, no podemos llamar a ningún médico, ni a ninguna ambulancia porque usted tiene que pagar los gastos y si no se garantiza el pago, nosotros no podemos hacerlo. Estamos en la Universidad Motolinia, aquí en Av. de las Fuentes 525.

"Me volví loca, mi hijo estaba tirado en un Campus de una universidad que ni era la suya, yo ni siquiera estaba enterada que había salido de la escuela, nadie lo atendía, ¡por no hacerse responsables de los gastos!" dice en entrevista para periodismoatodaprueba.blogspot.com

Patricia Palafox, es madre de Emiliano Sánchez, ex estudiante de la Universidad Latinoamericana, (ULA) plantel  Florida, ubicado en calle de Iztaccihuatl 178 Col. Florida Álvaro Obregon, hasta el segundo semestre de la Licenciatura 'Negocios Internacionales', cabe destacar que en esta misma institución curso la Preparatoria.

¿Qué es primero, el dinero o la salud de un estudiante?

¿Y entonces, para qué carajos las escuelas particulares cobran un seguro médico?

 ¿O también es parte de la recaudación de dinero para enriquecerse sin garantizar su aplicación en una emergencia?

Solamente por sentido común y para salvaguardar la integridad de una persona, se solicita una ambulancia incluso a LOCATEL para que los paramédicos determinen la gravedad de las lesiones, ahora bien, ¿una Universidad particular como la "ULA", no cuenta con médico para atender estas emergencias?

La respuesta es NO, al menos esa noche ningún médico de la Universidad,  atendió a Emiliano.

¿Acaso el cobro de Colegiaturas no cubre una llamada a un servicio de emergencia?

 La respuesta es NO.

¿Ahora, quién decide llevarse a los hijos a otro Campus sin autorización de los padres?

Al parecer, esas decisiones sí las tomaron y como la liga de fútbol pertenecía a la Universidad  
 del Pedregal ubicada en Av. de las Fuentes 525, en Jardines del Pedregal, en la Delegación Álvaro Obregón pues habría que estar en ese campus y ¡al carajo los padres! al menos, esa noche, la madre de Emiliano se enteró que su hijo no se encontraba dentro del plantel, hasta esa llamada.

"Jamás me enviaron una circular enterándome que mi hijo saldría del plantel para autorizarlo. Con la ayuda de la abuela de uno de los mejores amigos de Emiliano, solicité desde mi casa una ambulancia y le dije al Profesor que yo cubriría todos los gastos"

Solo así, una ambulancia llegó a la Universidad Motolinia del Pedregal, una hora después no del accidente sino de la llamada, -en ese lapso de tiempo-, Patricia Palafox, logró hablar con su hijo por el celular de uno de sus amigos.

"Mi hijo se escuchaba aturdido y con voz baja me comentó que se sentia bien pero mareado, y con un dolor de cabeza muy fuerte"

Carlos Gallegos, le comentó a la Sra. Palafox que Emiliano sería trasladado al  Hospital San José, ubicado en  Gabriel Mancera 1802, Benito Juarez, Del Valle, 03100, Ciudad de México, porque ese hospital, forma parte de la red de hospitales que cubría el seguro de la escuela.

Al llegar al hospital y antes de entrar a ver Emiliano, los paramédicos abordaron a Patricia Palafox para que cubriera el pago del servico del traslado y ahí, en plena angustia pagó la cantidad de $8,500 ¿Y las autoridades de la Universidad?

Carlos Gallegos Acosta, se acercó a la madre y pidió: "Señora, me dieron la instrucción en la Universidad que tenemos que decir que el  accidente ocurrió en las instalaciones de la Universidad Latinoamericana y no en Motolinia, para que la aseguradora cubra el pago, su hijo, está en urgencias.

¿Por qué, la mentira?

"Mientras mi hijo estaba siendo atendido por un pasante y le realizaban una tomografía, llamé a la Universidad y solicité hablar con el director de la escuela, el Ing. Luis Ortega Trejo Gómez"

-En este momento, el Ingeniero, no puede tomar su llamada, contestó la particular, pero puede atenderla Román Trejo Gómez, gerente de actividades extra escolares, ahorita le comento que se reporte con usted.

Dos horas después, Román Trejo Gómez, regresó la llamada.

-¿Señora, digame, cuál es el problema? ¿Su hijo ya está siendo atendido? ¿Qué necesita? ¿O qué pretende?

-Quiero hablar con el Director de la Universidad, exigió la madre de familia.

Son las 23:30 no es horario para hablar, hablemos mañana, y sin más explicaciones, Román Trejo Gómez, colgó. Sin ni siquiera preguntar por la salud del joven estudiante y lesionado, de donde él es "autoridad".

El médico pasante comentó a Patricia Palafox, que el golpe que recibió Emiliano no era grave, y que sería dado de alta. "Nos regresamos a casa, pero estaba intranquila, una de las asistentes al juego, llamó para saber de mi hijo y me aseguró que Emiliano había perdido el conocimiento y que había dejado de respirar por un minuto. El mareo y el fuerte dolor de cabeza de mi hijo, nos obligó a tomar la decisión de llevarlo a otro médico y hospital"

Mientras, el Ingeniero Luis Ortega, Director de la Universidad Latinoamericana, seguramente dormía, Emiliano era atendido por cuenta de los padres, en el Hospital Ángeles de Escandón, ubicado en Calle Agrarismo No. 208, Miguel Hidalgo, Escandón I, Secc, 11800, Ciudad de México.

El Neurólogo Antonio Navarro, preocupado, comentó a los padres que no debieron darlo de alta, que
debió quedarse en observación, mínimo 48 horas, por el golpe en la nuca.

Los gastos comenzaron, primero una tomografía, la consulta, estudios programados para un mes, pero la salud y estabilidad de Emiliano para su familia fue y será prioridad, aunque para la Universidad  Latinoamericana, nunca lo fue.

Jamás, la familia de Emiliano, recibió una llamada de preocupación de las autoridades escolares de "La Universidad Académica por Excelencia de la SEP" y de "Una de las mejores universidades del país" según se lee en su página de internet.

Días después, la Universidad se puso en contacto con la Sra. Palafox y le solicitaron acudir a las instalaciones para entrevistarse con el Ingeniero Luis Ortega y la contadora Adriana Velázquez Huerta.

"Estamos muy apenados con lo ocurrido y le pedimos que no se preocupe por los gastos porque la Universidad cubrirá todo, estudios, consultas, y lo que se derivé del accidente de su hijo. Nuestro seguro cubrirá todos y cada uno de los gastos, pero necesitaremos que nos entregue los recibos en original de todos los gastos que usted ha tenido con Emiliano, eso me dijeron, y de alguna manera, sentí que después de todo, la Universidad enmendaba todos los errores, así que me fui tranquila a casa y le expliqué a mi esposo todo lo que me habían dicho y a qué se habían comprometido" dice Patricia Palafox.

Patricia Palafox, entregó la documentación requerida para el reembolso de los gastos,  los meses pasaron y las autoridades de la Universidad Latinoamericana no daban respuesta alguna del pago de estudios y comenzaron a faltar al compromiso de pago. La Sra. Palafox no cubrío 3 colegiaturas, pero ahi sí, la contadora Huerta de la Universidad Latinoamericana a través del correo electrónico oficial, exigió el pago de dichas colegiaturas, bajo el lema de "son dos temas distintos".

"No me niego a pagar, respondí, sin embargo, necesito que asuman y cumplan el compromiso de cubrir los gastos hospitalarios de mi hijo y me respondieron que para avalar los estudios y pagar, tendría que llevar a Emiliano nuevamente con un doctor del Hospital San José, -ya todo está arreglado, -me dijo, la contadora, usted llega y va a pasar a consulta, estan cubiertos los gastos"

Emiliano se presentó en el Hospital y al salir de consulta, el hospital le exigió pagar 1200  pesos porque el seguro  “THONA” SEGUROS  no cubria gastos de la consulta.

"Me comuniqué via telefónica con la aseguradora y me comentaron que ellos estaban deslindados de
dicho evento, y que la Universidad Latinoamericana tenía conocimiento y que no iba a cubrir ningún pago".

Patricia Palafox, al solicitar nuevamente a la Universidad Latinoamericana audiencia con el Ingeniero Luis Ortega y la Contadora Adriana Velázquez Huerta, le pidieron de nuevo, los originales de las consultas faltantes para el trámite del supuesto reembolso, hasta la fecha de esta publicación la Universidad Latinoamericana jamás realizó el reembolso, acordado y Emiliano, retomó sus clases un año después del accidente,

Además, varios correos de padres de familia dirigidos a esta reportera y preocupados por la integridad de sus hijos, aseguran que en la Universidad Latinoamericana no existen las mínimas condiciones ni garantías para que los jóvenes realicen actividades físicas.

La familia de Emiliano, desde su accidente ha realizado gastos en tomografías, consultas, Neurólogo, y tiene copia de esos gastos que suman más de $80,000 pesos, hasta la fecha de hoy, Emiliano continúa asistiendo a consultas y la escuela se niega a cubrir los gastos medicos de un alumno.

¿Cómo confiar en la Universidad Latinoamericana, después de su actuar?

Emiliano, hoy está vivo. Sin embargo, para las autoridades educativas de esa universidad, en el momento de su accidente, prefirieron ahorrarse unos pesos al no solicitar los servicios de una ambulancia que cuidar de la integridad de un alumno.....asi que, para ellos que es primero: ¿El dinero, o los alumnos?

Las instituciones educativas sean públicas o privadas deben entender que los padres les entregan lo más valioso de sus vidas: los hijos.

Los padres de Emiliano han metido una queja ante la Secretaría de Educación Pública y demandado contra la Universidad por omisión en el accidente, ¿ y después del accidente?  ah, pues en Profeco, porque han retenido alevosamente los documentos originales de gastos que la familia de Emiliano pagó y que en realidad, le correspondía asumir a la institución educativa o reembolsarlos, a  través de su aseguradora.

"Los padres de Emiliano aclaran, "No es sólo recuperar lo gastado, sino que se responsabilicen y no se repita, no solo deben ser "generadores de dinero", los estudiantes merecen tener la garantía de que si algo les ocurre dentro, se harán responsables", sostiene la Sra. Palafox.

¿Tiene usted a su hijo en esta Universidad o en la Preparatoria? Vaya pensando en comprarle un seguro de gastos médico mayores, pues el seguro que ofrece esta Universidad, no se aplica en casos de emergencia, es más, en ninguno.

La Universidad Latinoamericana retuvo la documentación de Emiliano como garantía de pago de las colegiaturas, es decir, escuelas particulares, al menos, ésta,  jamás pierde, ¿no?

¿Tienes una denuncia?
periodismoatodaprueba@gmail.com
Ya me sigues por twitter: @yohaliresendiz