viernes, 8 de junio de 2018

MONEX no responde por los 78 millones de pesos de uno de sus clientes. La PGR alenta el proceso.

Por Yohali Reséndiz
“La justicia ha sido muy lenta con nuestros socios, somos víctimas de la desaparación de más de más de 78 millones de pesos. Enfrentar a nuestros socios ha sido lo más difícil” acusa Felix Norberto Suárez Carrillo, Presidente del Consejo de Administración de Corporación de Sobrecargos de Aviación de México, A.C. en entrevista con Excélsior.
Hemos invertido mucho tiempo, seguimos invirtiendo mucho dinero para contratar abogados mercantiles y penales con el objetivo de que nuestros agremiados  sepan que estamos peleando por recuperar su patrimonio. La justicia es muy lenta. Estamos muy deteriorados económicamente, nuestros 78 millones de pesos están en GRUPO ALTA a través Monex y ya basta de cinismos, Luis López Panadero y Salvador Abascal Álvarez han hecho  asociaciones de deudores,  que cobran por entrar, manejando hasta 5 mil millones de pesos. Nosotros tenemos 78 millones “extraviados”, perdidos y hay otros 5 mil millones de pesos, también “extraviados” por ALTO, porque además defraudaron a otros inversionistas. Refiere Suárez Carrillo.
Grupo ALTA enfrenta numerosas demandas pues  “desaparecieron” también recursos de sus inversionistas en el rubro de telefonía (casetas telefónicas) con una inversión de 4 y hasta 5 mil millones de pesos que fueron perdidos por la homologación de tarifas internacionales y los porcentajes que pagaba ALTA a sus inversionistas. Incluso se le relaciona con el quiebre de las tiendas de conveniencia “Mambo". En el caso del fraude a los Sobrecargos la empresa BGB fue constituida  exclusivamente por Alta para microcréditos con la Corporación de Sobrecargos donde se les ha demandado por fraude.
“Sabemos que hay una demanda civil. Nosotros, ya hemos presentado una denuncia penal en la Procuraduría General de la República, en la Unidad de delitos financieros, sólo que el proceso ha sido tortuoso para las víctimas. El Ministerio Público si bien ha sido un funcionario educado, no ha tenido el tiempo de atendernos conforme al proceso. Si no está en audiencia, está en capacitaciones, siempre está ocupado. Hemos presentado ya las pruebas documentales con las que contamos, se informó a la PGR y hemos solicitado constantemente a la PGR que obtenga información de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y esto ha sido muy lento. Nos hemos apegado en los términos del ejercicio derecho de las víctimas el que se nos expida copia simple de la información y nos han negado el expediente, hemos presentado ya amparos y ha sido muy difícil obtener la información. No ha habido ninguna investigación de PGR y nosotros hemos aportado toda las pruebas y no se han tomado las medidas precautorias en las cuentas de Grupo ALTA y con ello garantizar la reparación del daño a más de 1300 familias” dice en entrevista para Excélsior el reconocido abogado penalista,  Emiliano Gomez Mont.
Estamos hablando de la colocación de 78 millones  que se aplican a un fideicomiso y de ahí a  una cuenta de BGB para ser colocados en Microcréditos a través de GRUPO ALTA Y con la supervisión de Grupo Financiero Monex.  Microcréditos que por naturaleza van de 2 a 6 mil pesos y estamos hablando de un sin número de expedientes que debió supervisarle MONEX a Grupo ALTA, explica Gómez Mont y asegura que en los próximos días buscará una cita con el Sub Procurador  o Procurador General de la República, explica el abogado.
¿Se puede probar que MONEX incurrió en una irresponsabilidad? Pregunta esta reportera.
-Claro que sí. MONEX tenía dos obligaciones por así dividirlo, en términos del contrato del Fideicomiso como en los convenios modificatorios, la primer obligación consistía en recibir recursos de corporación de sobrecargos de Aviación de México, colocarse en la cuenta matriz del Fideicomiso y a su vez, enviar esos recursos a la tercer personas moral que es con quién está celebrado el contrato que es BGB (Beneficios que Generan Beneficios). Una vez que se coloca el dinero tiene su segunda responsabilidad en términos de los montos que va presentando de forma mensual, BGB está obligado en un plazo de 60 días después de recibir el dinero a informar a MONEX junto con la documentación específica que se prevé en la cláusula octava del convenio modificatorio del fideicomiso, la documentación soporte de la colocación efectiva de los recursos que recibió BGB de sobrecargos a través de MONEX, por lo que MONEX estaba obligado como segunda obligación a verificar, no solo era depositar a BGB  sino supervisar hasta por un 10 por ciento de los recursos que el destino de los recursos no solo fuera a la cuenta matriz sino colocado en microcréditos y revisar los expedientes de personas acreditadas de BGB y una vez que lo verificaran, tendría MONEX que informar a través de sus delegados fiduciarios al Comité Técnico de Sobrecargos la notificación de los expedientes con la documentación soporte de los mismos, porque sólo así se podría justificar que los microcréditos sí existieron y que eran acreditados de BGB, esta segunda obligación nunca fue cumplida. Si bien, mandaban un correo electrónico en el adjunto al mail presentaban una hoja membretada de notificación y debieron enviar físicamente la comprobación y documentación soporte. MONEX no lo hizo así, nunca verificó y aquí la responsabilidad de MONEX es muy clara, al no verificar ese 10 % también es responsable del otro 90% que no verificó y causó un fraude por perjuicio.  Por ello, solicitamos a la autoridad una investigación seria, profunda y responsable, con un equipo de fiscales que nos garanticen transparencia en el proceso y coadyuvar.
Monex hoy por hoy no puede decir como empresa socialmente responsable, dónde están los más 78 millones de pesos de uno de sus clientes, puntualizó Gomez Mont. 

lunes, 4 de junio de 2018

Reportan a su madre como desaparecida y la encuentran emparedada en su casa, 22 años después.

Por Yohali Reséndiz 

“Mi madre se llamaba María Cristina Aguilar García, era una mujer buena, recuerdo que nosotros éramos su prioridad, lamento muchísimo no encontrarla a tiempo. Siempre la tuvimos cerca sin saberlo”, narra a periodismoatodaprueba.blogspot.com uno de los hijos de María Cristina. 

Hace más de 22 años, María Cristina se casó por segunda vez con un hombre quince años mayor que ella. 

“Cuando no la volvimos a ver, creímos que nos había abandonado, aunque en el fondo, siempre sentí que ella jamás haría algo así” 

María Cristina fue asesinada y su cuerpo emparedado, la semana pasada unos albañiles descubrieron el cadavér. 

“Pensábamos que era buena idea remodelar la casa, así que eso hacíamos, cuando uno de los albañiles golpeó la pared y una parte de un cráneo salió volando, entonces, el albañil comenzó a pedir ayuda, al mirar eso, entre varios seguimos pegándole a la pared y encontramos a una mujer con las manos atadas hacia la espalda con cinta adhesiva y un trapo en la boca, creo que la emparedaron mientras estaba viva porque hay rasguños en una parte de la pared” 

El rompecabezas se armó: “Después de que nuestro padre nos dejó, mi mamá se casó con Julio Ernesto López Suárez y vivió  aquí en la casa ubicada en el Barrio San Juan, en la delegación Xochimilco. 

Tenía 14 años y me acuerdo que necesitaba a mi mamá, pero no la encontré. La pareja de mi mamá me dijo que se había ido a la iglesia. Como ya no vivíamos con ella, tres días después regresé y ya no había ni muebles ni nada. La buscamos por todos lados y nunca la encontramos”, relata aún en shock. 

Aunque los hechos indican que sí se trata del cadáver de María Cristina se ha abierto una carpeta de investigación por el presunto delito de homicidio culposo en contra de López Suárez, aunque tenga todos los elementos para presumir que en realidad fue un feminicidio más. 

Tienes una denuncia? 

Ya me sigues en twitter?
@yohaliresendiz


miércoles, 30 de mayo de 2018

“Tu camioneta no vale una cagada mía” dijo un funcionario a una ciudadana luego de chocarla. Aquí la carta aclaratoria de los hechos del pasado 26 de Mayo.

Por Yohali Reséndiz 

El pasado 26 de Mayo, esta reportera fue contactada por  la  ciudadana Verónica “M”, para denunciar, sí, un percance automovilístico, pero además la prepotencia de un hombre. 

Verónica “M” se escuchaba angustiada, atemorizada. En ningún momento le percibí agresiva, todo lo contrario, estaba desorientada incluso mencionó que su hijo de 6 años había presenciado lo que me narraba.

“Este hombre me chocó, está enfurecido porque pedí apoyo para que pague mi golpe, me gritó que soy una puta, una muerta de hambre y que mi camioneta no vale ni una cagada suya, dice que es funcionario de CFE” dijo. Le pedí su ubicación y procedí a buscar contactos dentro del Juez Cívico donde se encontraban para corroborar si este hombre estaba o no en estado de ebriedad.  “Trae sus tragos pero no podremos saber cuánto alcohol trae pues no hay ni pipetas”. 

El nombre del “Funcionario de la CFE” correspondía a Javier Gutiérrez Becerril, Sub Director de Modernización de la Comisión Federal de Electricidad. Durante varias horas, incluso de madrugada mantuve contacto con Verónica “M” quién seguía angustiada pues el funcionario, había ofrecido dinero para que  suavizaran los hechos”, incluso en mi cuenta @yohaliresendiz lo consigné. Una fuente oficial dijo esa noche a esta reportera, “aquí hasta por dos pesos te “echan la mano y si ya ofreció dinero, no le harán el feo, la verdad”. 

Verónica “M” refirió que el “funcionario de CFE”, golpeó su parabrisas y aseguró que estaba alcoholizado y que todo el tiempo usó frases hacia ella, -frente a su hijo-, denigrantes. 

Un día después del incidente, fui contactada por un funcionario de CFE quién compartió y pidió amablemente la posibilidad de compartir el certificado de estado psicofisico que descartaba “estado de ebriedad” de su empleado, Javier Gutiérrez Becerril, así como el dictamen médico donde Verónica “M” no presentaba en ese momento ninguna lesión.  Quiero dejar en claro, que en esta denuncia, lo que imperó fueron los hechos narrados por Verónica  “M” sobre el trato del “funcionario de CFE” y no el choque, -al final, ese es un problema entre “particulares—. 

El siguiente texto, ha sido enviado a este blog por “Verónica “M” narrando su versión y se reproduce íntegramente: 

A LA OPINIÓN PÚBLICA 

Por medio del presente me permito narrar los hechos ocurridos el sábado 26 de mayo de 2018 que a continuación se detallan:

1) Alrededor de las 18:00 horas, salí del centro comercial Pabellón Polanco cuando de manera sorpresiva, sentí un fuerte golpe en la parte trasera de mi vehículo, ocasionado por otro vehículo.

2) Dado el impacto solicité ayuda a la policia y reclamé el pago del golpe a quien manejaba el coche de atrás. Minutos después, descendió del vehículo del señor que me había chocado, vi a una mujer que se subió  a otro vehículo y se fue. Yo atendía a mi hijo que estaba asustado por el impacto.

3) Entonces, se aproximó a mi un individuo, gritando insultos discriminatorios en razón de mi género y mi economía. “Como crees que te voy a pagar, tú me pagarás a mi, no te la vas a acabar, muerta de hambre no sabes con quien te metes. Soy un alto funcionario de la Comisión Federal de Electricidad”, me gritó. Yo ni idea de quién era. Luego, comenzó a golpear mi parabrisas,    y se aproximó a la ventana del conductor, donde es de resaltar que yo en ningún caso continúe la pelea, aunque si me atreví a descender de nuevo del vehículo dado el trauma y llantos de  mi menor hijo quien estaba aterrado ya que lamentablemente el Señor Javier Gutiérrez Becerril, me gritaba ofensas y discriminaba frente a mi menor hijo de 6 años quien hasta hoy presenta secuelas de terror por ser testigo de cómo un desconocido golpeaba el parabrisas de mi vehículo. 

3) Inmediatamente llame a mi seguro y  al temer por la  vida, seguridad y tranquilidad de mi hijo y la mía, me comunique con mis familiares quienes llegaron al lugar de los hechos. 

4) Al llegar mis familiares, inmediatamente el Señor Javier dejó de gritar y cambió todas las ofensas antes mencionadas por burlas.

5) Una vez que ambos seguros arribaron, el Sr. Javier, dio una versión distorsionada de cómo había sido el choque, diciendo que el único arreglo que él veía era que yo le pagará, consecuentemente y al saberme no responsable no podía acceder y aceptar una mentira y mucho menos falsearle a mi aseguradora, motivo por el cual se acudió al Juez cívico a fin de que con apoyo del perito de tránsito correspondiente se determinará quien de los dos había sido el responsable de causar el choque. Al final, con tanta mentira de su parte, cada quién se haría responsable de su golpe, determinaron los peritos.

6) Se llamó al responsable policial de la zona quien al llegar al lugar de los hechos le indicó al Sr. Javier Gutiérrez Becerril, que olía a alcohol y el de inmediato se alejo y efectuó una llamada en idioma inglés, señalando grandes insultos en contra de mi persona ya que, el Señor Javier,  en su infinita prepotencia le indicaba a la persona al teléfono, cito:   "Tráeme algo de comer  y un pants porque traigo short. Esta vieja quiere que le pague, es una jodida, trae una camioneta vieja que no vale nada” Lo que no sabía este señor es que también sé hablar inglés así que todo lo que dijo, lo entendí. 

7) Mi familia le pidió al Señor Javier Gutiérrez Becerril que dejara de insultarme, podemos terminar con esto? -ya que mi hijo pequeño estaba muy traumatizado y el Señor Javier respondió, cito:  "ya esta grande tiene como 8 o 9 años que aprenda de la vida"  y se le indicó que era un menor de 6 años, que no lo inmiscuyera y que no nos engancharíamos a sus provocaciones, incluso el policía le pidió guardar la calma ya que comenzó a manotear e intentar tocar a las personas cuando hablaba sin respeto y hablándole a la autoridad de tú. 

8)Ambos dejamos nuestros vehículos bajo resguardo en el corralón en donde volvió a insultarme, cito: "Te vas a quedar sin camioneta, qué vas a hacer muerta de hambre?”.

9) Me encontraba muy cansada, mi hijo y yo tuvimos que esperar a que la autoridad nos indicara que podíamos irnos, ya no me importaba nada sino firmar mi declaración e irnos a casa. 

Es de resaltar que de manera constante intentaba buscar hablar con el personal adscrito, no me lo permitieron. Fue de pesadilla,  pues en todo momento se burló de las condiciones del mismo tal como las sillas, paredes o tener que estar ahí.

"La suscrita no se encuentra en posibilidad de establecer de manera objetiva la causa de los hechos..." declare, yo estaba muy mal, no me creía lo que estaba pasando. Tenía ya otras preocupaciones en la cabeza, los gastos del corralón, el pago al seguro, el médico si mi hijo lo requería o yo. 

En otro momento, el Señor Javier Gutiérrez Becerril, se me acercó y me dijo :"te vas a quedar sin carro y ni con una quincena vas a poder pagar tú golpe”  esto nuevamente frente a mi hijo menor.

En los últimos días, he recibido varías llamadas, de números que desconozco y temo ampliamente por mi seguridad y la de toda mi familia, así como por el equilibrio emocional de mi menor hijo quien tiene miedo y cualquier ruido lo hace temblar. Es verdad, quizá no tengo el capital para saldar 7 mil pesos del deducible que me exigen para la reparación de mi vehículo. Y es verdad también que efectivamente si decidí solicitar el pago de daños en el momento del choque fue porque el Señor Becerril chocó conmigo. Pero también es verdad, que solicité auxilio al convertirme en su centro de enojo o frustración. Soy una mujer que acepta que en este país, la corrupción está al servicio de los que sí tienen poder y dinero y el sábado 26, estuve en desventaja ante él, pero sé que también que el dinero compra un peritaje. O silencios como el del policia que escucho del trato y no declaró nada. Aquella noche sólo lo hicieron caminar tres pasos para determinar si iba alcoholizado o no. Es increíble. 

Ahora, no solo no tengo como transportar de forma segura a mis hijos, mucho menos pagar una atención psicológica  a mi hijo  en caso que esta situación de temor se mantenga varios días más. Solo si quiero expresar que no miento y que lo ocurrido ha sido muy desafortunado porque a veces la autoridad aunque tenga enfrente los hechos, valdrá más un cargo y el poder, que el respeto al derecho de los ciudadanos. 

Quiero también hacer del conocimiento de la opinión pública que la CFE me ha buscado a través de mi correo electrónico, con la finalidad de que les remita un informe de los hechos y manifieste lo que estime conveniente. Estos son los hechos y estoy a sus órdenes. 



Verónica Montaño

@veromontanovero

Tienes una denuncia? 
periodismoatodaprueba@gmail.com

Ya me sigues en twitter? 
@yohaliresendiz